Denver, CO,
20
Noviembre
2018
|
21:05
America/Chicago

Una vida entera de buenas obras

Las comunidades florecen cuando la gente se une para que ocurran los cambios necesarios. Esto se puede llevar a cabo en muchos ámbitos pero a menudo, cuando los niños aprenden cómo influenciar a su comunidad por medio del cambio positivo, esto puede significar una vida entera de buenas obras.

Estudiantes de todo el país han aprendido a ser conscientes del medio ambiente por la labor de Earth Force, una organización sin fines de lucro enfocada en instruir a los maestros a construir proyectos ambientales comunitarios con sus estudiantes.

"Nos centramos en estudiantes de quinto a décimo grado porque esa es la edad en que la gente comienza a desarrollar su personalidad, sistemas de creencias, sistemas de valores y cuando el trabajo del medio ambiente necesitar ocurrir para crear gente educada en el medio ambiente", dice Justin Zakoren, gerente del programa Earth Force en el área de Denver, Colorado.

Earth Force trabaja con los maestros para ofrecerles un marco para el trabajo en el salón de clases, el cual guía a los estudiantes a formular preguntas, identificar problemas y encontrar soluciones.

"El aprendizaje de servicio es la mejor manera de aprender ya que aprendes haciendo", dice Vince Meldrum, Director Ejecutivo de Earth Force. "Estamos animando a los estudiantes a que lleven a cabo actividades en la comunidad y ellos terminan con un conocimiento básico de cómo influenciar a sus comunidades. Ellos crean un conjunto de destrezas dentro y fuera del salón de clases".

"Estamos creando ciudadanos ambientales, pero también estamos creando estudiantes que pueden investigar problemas de manera individual y entender la diferencia entre las políticas y la práctica,” agrega Justin.

Una clase de sexto grado de Rooney Ranch Elementary School puso el currículo de Earth Force a trabajar. Los estudiantes hicieron un inventario de los terrenos de su escuela y de la comunidad circundante y encontraron que el desagüe para agua de tormenta detrás de su escuela estaba lleno de basura y grafiti. Los estudiantes enfocaron su energía en cómo limpiar el área y mantenerla limpia.

"Escribieron a la ciudad para que les ayudara a remover el grafiti y para conseguir un bote para la basura. En ese proceso, hablaron con el alcalde, invitaron al departamento de obras públicas de la ciudad a ver el desagüe de agua de tormentas y acordaron informar a la ciudad cuándo se necesitaría recoger la basura", dice Justin.

Al siguiente año escolar los estudiantes regresaron y se percataron de que el bote de basura estaba utilizándose pero el grafiti estaba de vuelta, así que crearon otro grupo de trabajo y decidieron cubrir el grafiti con un mural que estaría cubierto a su vez de una capa transparente de pintura especial anti-grafiti.

"Esto me gustó porque muchas veces te encuentras situaciones donde las soluciones al problema son simplistas, y aquí lo pensaron bien y encontraron una solución para detenerlo", añade Justin. "Los estudiantes han tratado de comunicarse con los estudiantes de cuarto grado para asegurarse de que el trabajo continúe el siguiente año".

"Trabajamos con educadores que están bajo mucha presión para entrenarlos en nuestro modelo y para ayudarlos a que transmitan eso a los estudiantes de escuela intermedia", sostiene Vince. "Tengo maestros que me han dicho que aprender el modelo de Earth Force los ha mantenido en la enseñanza. Hace que la educación sea lo que anhelan los maestros: divertida. Evaluamos nuestros programas y encontramos que los maestros hacen más proyectos y vemos a los chicos convertirse en un valor para la comunidad".

State Farm® ha apoyado los programas de Earth Force desde el 2008, permitiendo que los jóvenes completen programas ambientales tangibles y apoyando a los maestros con ayuda para la educación y los proyectos.

"State Farm ha sido un gran socio nuestro. Las subvenciones que hemos recibido nos han permitido innovar y añadir otro ángulo al programa, y nuestros socios de State Farm nos han ayudado a identificar recursos comunitarios, voluntarios y dónde necesitamos expandirnos luego", afirma Vince. "Tener una relación continua con una compañía como State Farm conlleva credibilidad".