Dallas, TX; Sylmar, CA; and Atlanta, GA,
24
Enero
2017
|
08:00
America/Chicago

Carros para familias necesitadas

Recycled Rides y State Farm ayudan a familias de todo el país.

En el 2014, Elizabeth Gómez y sus tres hijos dormían en su carro en las afueras de Dallas. Fue entonces que le diagnosticaron cáncer a esta madre soltera. Era una lucha tras otra.

Elizabeth dependía de amigos y autobuses para llevar a sus hijos a la escuela y acudir a sus citas médicas. Cada día era una batalla.

En el 2016, las cosas comenzaron a cambiar. Y tomaron la forma de un sedán del 2012. La familia Gómez se convirtió en una de las más de 1,000 familias de todo el país que recibieron las llaves de vehículos confiables de transporte del National Auto Body Council.

Por casi una década, el programa Recycled Rides del National Auto Body Council ha proporcionado transporte confiable a familias necesitadas. Casi 300 carros fueron donados por el programa solamente en el 2016; 30 de ellos fueron donados por State Farm.

El programa Recycled Rides reúne a socios comerciales de la industria automovilística tales como compañías de seguros, talleres de carrocería y concesionarios con organizaciones comunitarias a fin de identificar a familias necesitadas. Los carros dañados se restauran para sus nuevos propietarios hasta quedar casi listos para una sala de exhibición.

El juramento de un niño explorador

Acampar es una parte importante de lo que es ser un niño explorador –esencial para conocer y experimentar el aire libre. El mayor desafío para la tropa de exploradores más grande del mundo es sólo llegar ahí.

En noviembre de 2015, el programa Recycled Rides le proporcionó a la tropa el transporte que tanto necesitaba. Se le entregó una camioneta 4x4 a la tropa de exploradores Atlanta’s Boy Scout Troop 100. Pero ellos no sólo la llenaron de leña y tiendas de campaña, la tropa entregó regalos y provisiones a vecinos necesitados.

Conectados de costa a costa con los Buenos Vecinos

Jennifer Castro, una madre soltera del área de Los Angeles, recuerda el día en que le entregaron su carro como uno que nunca olvidará. En el 2016, esta madre soltera no sólo recibió las llaves de un Nissan Altima nuevo, sino también la llave hacia una vida mejor para ella y su hija.

Después de mudarse a Dallas en el 2012 tras dos despliegues militares y de haberse retirado con honores del ejército, Henry y Quisha Darcus se estaban ajustando apenas a su nueva área metropolitana cuando recibieron un golpe de mala suerte. En su segundo día de trabajo, Quisha chocó y no se pudo reparar ni reemplazar su carro.

Lo que hacía que este choque fuera aún más difícil era que la hija de siete años de la pareja tenía que acudir a citas médicas esenciales con regularidad. La familia necesitaba un carro. Afortunadamente, al veterano de la guerra de Iraq y a su familia les entregaron un nuevo sedán para ayudarlos a transitar por Dallas y lograr que su hija reciba la ayuda que necesitaba.

Aunque muchos toman el transporte a la ligera, este programa une negocios y grupos comunitarios para proporcionar vehículos a familias necesitadas. Juntos, hacen de la ayuda una rutina.