Tacoma, WA,
13
Septiembre
2016
|
15:00
America/Chicago

Convirtiendo escollos en escalones hacia el éxito

Clinton Taylor cambió su vida, ahora ayuda a otros a hacer lo mismo

Clinton Taylor era un adolescente común hasta que su mamá soltera perdió su trabajo. Entonces, tomó decisiones que lo llevaron hacia la autodestrucción. Afortunadamente, su mamá y otros adultos intervinieron. Le ayudaron a tomar mejores decisiones y a tomar un camino más prometedor.

El mayor de tres hijos, Clinton fue criado por su madre en un hogar monoparental. Pasó su niñez en unos de los barrios más pobres e infestados de pandillas en el norte y noreste de Portland, Oregon. Esto fue durante el apogeo de la epidemia de crack a principios de los 80.

Durante años, Clinton pudo evitar unirse a las pandillas vecinales. Lo único que no pudo evitar fue la fuerte influencia de la vida callejera.

Después de graduarse de la secundaria, Clinton empezó a caer en una vida de drogas y crimen. A instancias de su madre, a los 19 años Clinton ingresó al Ejercito de los Estados Unidos. Unos años después, estaba sirviendo en Irak en las primeras líneas de la Operación Tormenta del Desierto.

Con una baja honorable del ejército, después de servir a su país durante cinco años, Clinton pronto se encontró de regreso en las mismas calles en los mismos barrios.

"Luché por años para superar mis problemas con las drogas, el alcohol y el crimen", compartió Clinton. "Pagué las consecuencias de la vida que escogí; me mandaron a prisión por siete años".

Una vez puesto en libertad, Clinton decidió cambiar su vida. Se inscribió en un colegio universitario. Ahora tiene tres títulos: un título de asociado en Estudios Generales, un título de licenciatura en ciencias con énfasis en Desarrollo Humano y Estudios de la Familia y un título de maestría en artes con énfasis en Liderazgo Organizacional.

En el 2006, Clinton empezó su propio negocio de charlas motivacionales y capacitación. Right State of Mind es una organización dedicada a ayudar a otros a superar las barreras y los obstáculos en sus vidas personales y profesionales. Clinton ha dirigido sesiones de capacitación y presentaciones a todos los niveles educacionales, en centros para el tratamiento de la drogadicción/alcoholismo, instituciones correccionales y compañías de Fortune 500 en todo el país.

Clinton también ha elaborado exitosos currículos de capacitación para programas de competencias para la vida y de desarrollo de la fuerza laboral. Sus programas han ayudado a miles de jóvenes y adultos a entrar a programas educativos, de empleo y laborales. Estos programas, a su vez, llevan a los jóvenes adultos a seguir una trayectoria de estabilidad económica y contribuciones positivas a sus comunidades.

Actualmente, Clinton es el gerente del programa en Tacoma y Seattle, WA, para Financial Beginnings, una organización sin fines de lucro que empodera a jóvenes y adultos en el Pacífico Noroeste para que tomen control de sus futuros financieros con el apoyo de State Farm.

Clinton se ha reintegrado a la sociedad exitosamente. Ha comprobado que cualquier persona puede convertir los escollos de su vida en escalones hacia el éxito.

"Yo considero que la tragedia más grande en la vida no son los errores que cometas ni cuántas veces te tumbe la vida". Agrega Clinton, "Considero que la tragedia más grande es vivir toda tu vida y llegar al final sin saber por qué viviste, y nunca descubrir tu propósito en la vida".