Sweetwater, Tenn.,
06
Agosto
2018
|
20:44
America/Chicago

Dos sueños de padre e hija hechos realidad

Resumen

En el 2012 el padre de Pamela Clark falleció, dejándola en un estado de profundo dolor. Pero esa tristeza motivó a Pamela a actuar. Ella estableció una beca en nombre de su padre que ha transformado muchas vidas —incluyendo otro padre e hija.

La Beca Goldman “Goldie” Barefield se otorga a estudiantes de Sweetwater High School en Sweetwater, Tenn., que la merecen, que tienen planificado asistir a Tennessee Wesleyan University. A lo largo de los seis años anteriores, la beca ha impactado a 22 estudiantes con donaciones por un total de $58,100.

Como agente de State Farm®, Pamela entiende el valor de invertir en su comunidad. “Esta es una comunidad rural, y yo quiero ayudar a tanta gente joven como sea posible para que permanezcan aquí”, dijo ella. “El mayor desafío es mantener a los jóvenes talentosos aquí”.

Para la becaria Haley Tuck del 2015, la beca hizo posible su sueño. Con un padre severamente incapacitado y una madre ausente, Haley pasó gran parte de sus cuatro años de secundaria de maneras que la mayoría de los estudiantes no lo hacen: comprando alimentos, programando citas médicas, ayudando a su padre y limpiando la casa. Ella soñó en asistir a la Tennessee Wesleyan University cercana para poder quedarse en casa y cuidar de su familia.

“Fui voluntaria en los sistemas escolares locales la mitad del día durante mi último año de secundaria,” dice Haley. “También establecí mi propio negocio, Haley's Embroidery and Sewing, y vendí ropa echa por mí misma y artículos con monogramas a través del mercado en línea de Facebook”.

Ella invirtió el dinero en el depósito de su matrícula y también recibió una beca académica de la universidad. Pero sabía que necesitaría más.

La generosidad de Pamela le proporcionó la ayuda adicional que necesitaba.

“La beca de $5,000 que recibí me ayudó a pagar el resto de mi matrícula. Con este empuje económico adicional pude graduarme sin deudas en tres años con una licenciatura en educación especial”, dijo Haley.

La recién graduada del 2018 aceptó un empleo como maestra de educación especial en una escuela elemental de Philadelphia cercana. También trabajará para su máster en línea de Liberty University en enseñanza con énfasis en liderazgo.

De este modo, la beca ha permitido hacer realidad sus sueños, a dos pares de padres e hijas, e impactar positivamente en su comunidad.

“Con el bajo ingreso de mi familia y el alto costo de Tennessee Wesleyan, traté de conseguir todo tipo de ayuda posible porque asistir a esta universidad había sido un sueño para mí durante escuela secundaria”, dijo Hayley. “No quería más que hacer que mi padre estuviera orgulloso de mí y sabía que luchar por mis sueños lo haría más feliz que nunca”.