Bottineau, ND,
07
Septiembre
2016
|
15:00
America/Chicago

El recuerdo de Annie perdura a través de su lista de cosas que hacer antes de morir.

En honor de Annie Nelson, de North Dakota, víctima de los atentados del 11 de septiembre.

El 11 de septiembre de 2001 alteró las vidas de todos los estadounidenses. Definitivamente así fue para la familia de Anne Nicole Nelson. Anne se encontraba en una de las torres del World Trade Center y perdió su vida. Fue la única persona de North Dakota que murió en los atentados del 11 de septiembre.

La familia de Anne aún pudo encontrar un propósito pese a su dolor. Mientras revisaban sus pertenencias, encontraron su computadora portátil. Encontraron su lista de cosas que hacer antes de morir. Siendo joven, veía la importancia de disfrutar de la vida al máximo.

Una de las cosas que se menciona en su lista de cosas que hacer antes de morir era construir una casa en North Dakota. Su lista de cosas por hacer alcanzó a fundaciones y personas que se dieron cita para ayudar a que el sueño de Anne se hiciera realidad.

Varios grupos de buenos vecinos se unieron para cumplir este deseo. Añadieron además un componente especial que servía como conexión con su vida familiar mientras crecía. La mamá de Anne era maestra de educación especial y a Anne le encantaba trabajar con niños que tenían necesidades especiales. El papá de Anne enseñó lecciones de esquí por 50 años.

El resultado fue un grupo que transformó un parque de esquiar, ubicado en Turtle Mountain, en el occidente de North Dakota, en un lugar que los heridos de guerra y las personas incapacitadas pudieran disfrutar.

El agente de State Farm® Bryan Schweitzer y su esposa Heidi fueron parte del grupo que deseaba ayudar. Bryan conocía a la familia de Anne y se ofreció como voluntario para arreglar la cabaña.

"Más de 400 personas se dieron cita el primer día y regresaron los siguientes cinco o siete días para apoyar el esfuerzo”, compartió Bryan. ”Fue fenomenal ver a la comunidad unirse".

El parque de nieve, conocido ahora como Annie's House, es una instalación de 12,000 pies cuadrados con estanques de pesca y veredas para hacer senderismo. El parque ha sido modificado para personas con necesidades especiales y cuenta con personal capacitado listo para ayudar. Hay becas disponibles para ayudar con el viaje y otros costos.

Bryan y Heidi continúan ayudando en la cabaña de varias maneras. Bryan presta servicios como voluntario un mínimo de 40 horas al año en la cabaña. State Farm dona $500 a la organización por las horas en que Bryan presta servicios como voluntario. La pareja asiste a varios eventos para recaudar fondos y permite que la cabaña utilice sus vehículos de todo terreno para una o más personas.

Bryan pasa también mucho tiempo recaudando fondos para el programa y ha ayudado a organizar el programa de pesca en el parque. También está muy involucrado con el Club de Carreras.

Con apoyo continuo, cada vez más personas pueden disfrutarlo cada año. Los visitantes y voluntarios escribieron mensajes en las vigas del techo de la cabaña para continuar inspirando a los visitantes.

Los sencillos mensajes les recuerdan a los visitantes que vivan y hagan planes para las vidas que imaginan. Servir como voluntario para una organización benéfica, ser un mejor amigo, aprender a tejer un suéter. Estos son algunos de los puntos en la lista de cosas que Anne quería hacer antes de morir.