Bloomington,
02
Diciembre
2016
|
16:00
America/Chicago

El triunfo de Tori: Una historia de Cenicienta de la vida real

Un hada madrina poco convencional crea un nuevo capítulo para una adolescente de Indiana

Tori Taylor no vive en un castillo. No la salvó un príncipe. No verás una corona brillante sobre su cabeza. No obstante, algunos podrían decir que ella es una Cenicienta moderna. Ya que cuando Tori necesitaba ayuda, una inesperada hada madrina llegó con un plan que le cambió la vida.

La historia de Tori

A diferencia de muchos de sus compañeros, Tori no creció en un hogar lleno de amor. No tenía ropa limpia, la higiene apropiada, ni acceso a comidas nutritivas. "Me enviaban a la escuela con ropa sucia que no me quedaba y una bolsa con un almuerzo que sólo consistía en galletas con queso", explicó.

Para colmo, le negaban la oportunidad de terminar su tarea escolar, participar en actividades extracurriculares o aprender a manejar. "Mi padre y mi madrastra me dijeron que me echarían fuera de la casa cuando cumpliera los 18 años", dijo ella. "Me sentía tan asustada y sola".

Sin embargo, Tori no estaba sola. Alguien estaba observando.

Una hada madrina poco convencional

Michelle Walther es coordinadora de Communities In Schools. La organización nacional y sin fines de lucro les brinda a los estudiantes en riesgo el apoyo que necesitan para alcanzar sus objetivos – dentro y fuera del aula.

Como coordinadora de Centerville High School, Michelle se dio cuenta de que algo le pasaba a Tori. Un día, la invitó a su oficina y le preguntó:

¿Cómo te va?

Una sola pregunta dio pie a una serie de respuestas. Michelle se enteró de que no se estaban satisfaciendo las necesidades básicas de Tori. Así que tomó cartas en el asunto. Esto incluyó darle a Tori ropa limpia, oportunidad de ducharse en la escuela, comidas sanas y útiles escolares, tales como cuadernos y marcadores para que se mantuviera organizada en clase.

“Tori estaba como muchos de los niños con los que trabajamos – tan agobiados por las deficiencias que no podían concentrarse en ser buenos estudiantes”, explicó Michelle. “Darle a un niño alguien con quien pueda contar para que cuide de sus necesidades lo cambia todo”.

Tori dice que la ayuda adicional era sorprendente. “¡Nunca me habían tratado así!” Al comenzar el último año escolar, la vida de Tori había mejorado enormemente. Sin embargo, todavía había algo que le preocupaba enormemente. “Tenía miedo de cumplir 18 años porque me echarían de mi casa”, explicó.

Una vez más, Communities In Schools intervino para ayudarla.

Un capítulo nuevo

Michelle puso a Tori en contacto con Melissa Vance. Ella la recibió amablemente. “No debe echarse a ningún niño a la calle sólo porque haya cumplido cierta edad”, dijo Melissa. “Nuestra familia estaba feliz de abrir las puertas de nuestro hogar y darle la bienvenida a Tori para que fuera parte de ella”.

“Nunca me había sentido tan amada y cuidada como entonces”, dijo Tori. “Crecí con gente que me trataba como una carga... Jamás me sentí querida y apreciada. Convertirme en parte de esta familia me ayudó a sentir que encajaba y que era una adolescente normal con una gran familia”.

Preparándose para el baile de graduación (también conocido como "Prom").

Llegó la primavera - y con ella vino también el gran baile. Un día al terminar la escuela, Michelle llevó a Tori de compras para buscar el vestido y los zapatos. El día del baile, la peinaron profesionalmente.

“En menos de un año, había pasado de sentirme sucia, hambrienta y asustada – a sentirme feliz, amada y rumbo al baile de graduación”, compartió Tori.

Un final feliz

Hoy día, Tori está cursando su tercer año en la universidad y trabaja en la industria financiera. Reflexionando acerca de su experiencia con Communities In Schools, dice sentirse abrumada por el agradecimiento.

“No sé dónde estaría hoy sin la ayuda de esta maravillosa organización”, dice Tori. “Sé que no sería parte de una familia amorosa, no estaría a punto de obtener mi título universitario, ni tendría un cargo a tiempo completo en la industria financiera. Mi vida ahora es algo que sólo podría haber soñado antes de que Communities In Schools se comunicara conmigo para ayudarme a darme cuenta de que sí tenía valor y podía convertirme en la persona que soy hoy día”.

Con el apoyo de State Farm, Communities In Schools está trabajando para construir comunidades más fuertes y cambiar las vidas de los niños. El triunfo de Tori es sólo un ejemplo de los muchos niños que reciben ayuda cada año.