Atlanta, GA,
18
Septiembre
2017
|
15:00
America/Chicago

45 minutos bien invertidos

Inspección de asiento infantil de carro salvó la vida de niña

Era un hermoso día de primavera. Michele Ice le hablaba alegremente a su compañera de viaje, su bebé de 10 meses, Brooke, mientras conducía hacia el norte fuera de Atlanta. Cuando se acercaban a la casa del lago de su hermana, aparecieron colinas y árboles. Estaba ansiosa por pasar un fin de semana largo relajándose con su familia.

"Recuerdo que estaba emocionada la noche anterior", evoca Michele.

Esa sensación de emoción fue lo último que Michele recordaba cuando despertó días después en el hospital.

Michele y Brooke nunca llegaron a la casa del lago. Ellas tuvieron un accidente automovilístico. Gravemente herida, Michele sufrió varias fracturas, un bazo sangrante, insuficiencia respiratoria y una lesión en la cabeza. Ella pasó varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (ICU, por sus siglas en inglés) en un coma inducido por fármacos.

Brooke estaba en el centro del asiento trasero atada a un asiento convertible infantil de carro, viendo hacia atrás. Ella no sufrió ninguna lesión.

¿Cómo salió Brooke ilesa del accidente cuando Michele casi perdió la vida?

Apenas semanas antes del accidente, Michelle asistió a un almuerzo de Safe Kids. Una bombera de carrera y Técnica en Emergencias Médicas (EMT, por sus siglas en inglés), era también educadora a tiempo parcial en el Departamento de Bomberos de Cobb County. Quería aprender cómo proteger a su hija y a los demás en la comunidad.

Los presentadores del almuerzo utilizaron su asiento infantil de carro para la demostración. Les tomó menos de una hora mostrar cómo instalar adecuadamente el asiento infantil de carro.

"Yo lo había puesto detrás del asiento del conductor, no estaba lo suficientemente apretado y las correas del arnés estaban demasiado altas. Al final lo colocamos en el centro. Esto salvó literalmente la vida de Brooke, ya que me pegaron en el lado del conductor penetrando 29 pulgadas", dijo Michele. "Fue vergonzoso enterarme de que lo había instalado todo mal. Pero esos 45 minutos salvaron la vida de mi hija".

La experiencia dejó a Michele eternamente agradecida y la puso en un nuevo camino. Se convirtió en Técnica de Seguridad de Niños Pasajeros (CPST, por sus siglas en inglés) certificada y en instructora de CPST. Ahora ella es la que enseña a los padres y a los nuevos técnicos a instalar correctamente los asientos infantiles de carro

"¡Esto puede salvar una vida! Depende de nosotros como padres y cuidadores investigar, educar y proteger nuestra preciosa carga en nuestros vehículos de motor", compartió Michelle.

 

Brooke, ahora de 18 años de edad, está siguiendo los pasos de su mamá. Recientemente se graduó de la escuela de reclutamiento de bomberos y está comenzando su carrera como bombera y EMT. Sabiendo lo que le pasó a ella cuando era bebé, planea convertirse en una CPST, como su mamá y las personas que le salvaron la vida.

De acuerdo con Safe Kids Worldwide, el 73% de los asientos de seguridad para niños se usan incorrectamente. Es fundamental que las familias se tomen el tiempo para leer el manual del asiento infantil de carro, así como el manual del propietario del vehículo. Es igualmente importante tener el asiento adecuado para la estatura y el peso del niño y mantenerlo viendo hacia atrás hasta que tengan por lo menos dos años.

Siempre es una buena idea pedirle a un CPST que revise tu instalación también. Nunca se puede estar demasiado seguro cuando se trata del bienestar de tus hijos. Echa un vistazo a The Ultimate Car Seat Guide (La mejor guía de asientos infantiles de carro) y visita Safe Kids Worldwide para encontrar un técnico o evento de revisión de asiento infantil de carro cerca de ti.