Bloomington, IL,
13
Mayo
2022
|
11:18
America/Chicago

Atropellados más de 2 millones de animales durante la pandemia

Sé tan precavido como puedasEl recuerdo de haber atropellado a un animal puede ser difícil de olvidar, incluso para un niño pequeño. Era una mañana soleada. Toda la familia había salido de viaje y su carro se desplazaba por el carril interior de la autopista cuando, de repente, un pastor alemán cruzó la carretera veloz como un rayo.  Al volante iba el padre de familia quien redujo la velocidad, pero terminó atropellando al animal, golpeándolo con el borde del parachoques delantero. No se pudo hacer nada. El perro salió corriendo y no se supo qué pasó con él. Esto pudo haber sido un accidente muy grave de haber chocado nosotros con otros carros o de habernos volcado. El recuerdo sigue vivo: el niño que iba en el asiento trasero era yo. 

Durante el periodo reciente de 12 meses comprendido entre julio del 2020 y junio del 2021, se produjeron situaciones parecidas unas 2.1 millones de veces en las carreteras de los Estados Unidos (un 7.2% más que en los 12 meses anteriores), según un análisis anual realizado por State Farm, la aseguradora líder en seguros de automóviles en los Estados Unidos. 

Los choques entre vehículos de motor y animales ocurren todo el año y en todos los estados. Sin embargo, los datos obtenidos confirman que los meses más peligrosos en lo que respecta a choques contra animales son noviembre, octubre y diciembre respectivamente, como sucedió en el período anterior de 12 meses. 

 

Diferentes puntos de vista

Desde el punto de vista geográfico, los cinco estados con mayor índice de choques contra animales son: Pennsylvania (con un estimado de 166,404 reclamos de seguro de automóviles presentados en toda la industria); Michigan (con 132,387); Texas, donde el número total estimado de reclamos por choque contra animales (131,373) aumentó en un 19% desde el período anterior; California, donde el número de reclamos que involucran animales (104,767) se disparó en un 65% comparado con el periodo anterior de 12 meses; y North Carolina (con 98,409). 

Curiosamente, obtenemos una clasificación diferente al observar la probabilidad de que los conductores atropellen a un animal: 

Resulta que West Virginia encabeza el listado nacional en este tipo de riesgo (con una probabilidad de 1 en 37); seguida por Montana, donde la probabilidad de que se atropelle a un animal (1 en 39) aumentó en un 17% desde el periodo anterior; South Dakota (con 1 en 48); y los estados de Michigan y Pennsylvania (ambos con una probabilidad de 1 en 54). 

Compáralo con District of Columbia, donde se calcula que se han producido menos de 1,000 choques contra animales durante el reciente periodo analizado de 12 meses y en donde existe una probabilidad mucho menor (1 en 569) de que los conductores atropellen a un animal. 

Las dos clasificaciones estatales son diferentes porque, en la clasificación relacionada con la probabilidad de que se produzcan choques contra animales, los cálculos se ven afectados tanto por el número de conductores con licencia como por el número total de choques contra animales en cada estado mientras que, en la clasificación relacionada con reclamos, lo importante es solamente el número estimado de reclamos presentados en la industria de los seguros. 

Muchas veces los choques contra animales resultan en la muerte de los animales atropellados y, a menudo, en lesiones o hasta la muerte de conductores y pasajeros. 

Desde el punto de vista material, los daños causados a los vehículos pueden variar considerablemente, pasando desde un rayón o un golpe hasta que se declare el carro como pérdida total, dependiendo de factores, tales como la velocidad de manejo o el tamaño del animal atropellado.
 

Biodiversity

"Este tipo de accidentes es particularmente inquietante para los conductores, ya que en muchos casos los choques contra animales resultan en la muerte del animal", afirma Kimberly Sterling, vicepresidenta de operaciones del Departamento de Reclamos de Seguros de Propiedad y Accidentes de State Farm 

"Es muy importante que al manejar nos mantengamos atentos a la carretera y que reduzcamos la velocidad no solo al manejar cerca de la fauna silvestre, como por ejemplo en las áreas rurales, sino también en nuestros propios vecindarios, donde abundan las mascotas". 

La gama de especies animales involucradas en choques automovilísticos es sumamente variada. 
Nuestra base de datos de reclamos incluye pollos, caimanes, murciélagos, vacas, cerdos, armadillos, osos, asnos, águilas, caballos, coyotes, búhos, gatos, perros y para de contar. Y aparte de eso se encuentra la categoría de los "animales no identificados", es decir, aquellos que los conductores no pudieron identificar en el momento del accidente —a menudo por la rapidez con la que se produjeron los hechos— y aquellos en cuyo caso los especialistas de reclamos simplemente no tenían más información. 
Sin embargo, en el periodo reciente de 12 meses que hemos analizado, más del 50% de las veces el animal atropellado fue un venado (1.4 millones, según los cálculos), seguido por "animales no identificados" (189,715), roedores (110,976), perros (92,924) y mapaches (58,020). 

Para el cálculo correspondiente a los estimados de reclamos de la industria de los seguros, State Farm tomó en cuenta el número de reclamos recibidos por choques contra animales, la penetración del mercado de la compañía (información de propiedad exclusiva) y el número de conductores con licencia de cada estado.
 

Sé tan precavido como puedasu

Manejar a exceso de velocidad ha sido uno de los fenómenos más peligrosos durante la pandemia del COVID-19. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) el 2020 fue el año con la mayor tasa de mortalidad (humana) en las carreteras desde hace más de una década. 

De igual manera, el exceso de velocidad podría ser también uno de los verdaderos factores que influyen en las impactantes estadísticas de choques contra animales y el reciente aumento en sus cifras. 

Aquí encontrarás una lista de 10 consejos que podrían ayudarte a reducir la probabilidad de que atropelles a un animal con tu vehículo de motor:

  • Reduce las distracciones. 
  • Guarda tu teléfono celular. 
  • Esto también puede ayudarte a evitar que causes lesiones a motociclistas, ciclistas, peatones y animales. 
  • Baja la velocidad, especialmente si ves algún animal cerca de la carretera. 
  • Mantente alerta. 
  • Presta atención a la carretera de día y de noche para que puedas detectar los animales tanto en el campo como en la ciudad. 
  • Presta atención al "cruce de venados" y demás señales con respecto a animales. 
  • Por algo están ahí. 
  • Ten en cuenta la temporada alta. 
  • Los choques contra venados se producen más a menudo entre octubre y diciembre, lo cual coincide con la temporada de caza y apareamiento. 
  • Ten en cuenta las horas en que se alimentan. 
  • Mantente alerta por si aparecen animales en la carretera entre la puesta y la salida del sol. 
  • Mantente alerta por si aparecen manadas. 
  • Si ves un venado, probablemente haya otros cerca de ahí. 
  • Usa las luces altas. 
  • Prender y apagar rápidamente las luces altas en dirección al venado puede hacer que el animal huya. 
  • Si no puedes evitar chocar contra el animal, frena según corresponda, mantén el control de tu vehículo y no te salgas de la carretera. 
  • Habla con tu agente de State Farm sobre la cobertura amplia, la cual generalmente cubre el costo de las reparaciones por choques contra animales, sin incluir tu deducible.

Si atropellas a un animal, respira profundo. Asegúrate de que tú y tus pasajeros estén bien. 
Llama al 911 si el animal es grande y permanece ahí después de haber chocado contra él; pero, no te acerques. 
Cuando no haya peligro, comprueba si funciona tu vehículo, toma fotos de los daños y, de ser necesario, presenta un reclamo.

Por último, si llevabas niños en el vehículo cuando ocurrió el choque contra el animal, toma unos momentos para hablar con ellos al respecto.  Permitirles que expresen sus emociones en vez de reprimirlas puede ser de gran ayuda. 
Además, en un futuro, sería bueno reconocer que manejar siempre conlleva riesgos. 

Las estadísticas indican un incremento del 7.2% Los venados encabezan la clasificación y, de acuerdo con un análisis realizado por State Farm, el mes de noviembre es históricamente el más peligroso.