Raleigh, NC,
18
Julio
2017
|
21:20
America/Chicago

Construyendo una manzana, construyendo una comunidad

Habitat for Humanity y NC State University construyen cantidad récord de 11 viviendas

Habitat for Humanity construye viviendas... es lo que hacen. Pero, en North Carolina, ellos construyen comunidades. Literalmente.

A los estudiantes de NC State University se les plantea el desafío de pensar más allá de los límites establecidos y hacer cosas extraordinarias. No fue sorpresa entonces que Habitat for Humanity de Wake County y el NC State Campus Chapter se convirtieran en una de las asociaciones más grandes entre una división universitaria de Habitat y una filial de Habitat, reuniendo la mayor cantidad de fondos vista hasta hoy.

"La visión del proyecto llamado "Build A Block", fue construir 11 viviendas en un terreno cerca de la universidad", explicó Melanie Rankin, de Habitat Wake. "Queríamos darles la oportunidad a más familias de ser propietarios de vivienda. Sabíamos que necesitábamos un socio que pudiera traer más patrocinadores y más compromisos de voluntariado".

El rector de NC State University Randy Woodson y su esposa Susan aceptaron ser presidentes honorarios de la campaña Build A Block, y así comenzó el proyecto. La meta financiera era enorme —$715,000.

Los estudiantes tomaron la delantera

Los estudiantes se pusieron a trabajar en septiembre de 2015. Sarah Paluskiewicz, presidenta anterior de la división de Habitat del campus y estudiante graduada de la universidad junto con Mike Giancola, vice presidente asistente mediador de estudiantes de NC State University, dirigieron la obra de la universidad. Los estudiantes juntaron más de $120,000 a través de eventos especiales y subvenciones para los costos de construcción.

Al centro del trabajo de los estudiantes, sin embargo, se encontraba el voluntariado en el lugar.

Parker Colbath, presidente actual de la división, estudiante de tercer año de ingeniería química, dedicó la enorme cantidad de 226 horas para ayudar a construir las 11 viviendas. Desde su primera experiencia en el primer año, Parker se enamoró de un sentido de comunidad que no había experimentado hasta Habitat.

"Fue increíble ver a estudiantes de NC State University de distintos orígenes y culturas trabajar juntos. Tenemos estudiantes de todo el mundo, lo cual fue genial, ya que muchas de las familias (de Build A Block) son de todo el mundo también", compartió Parker.

5,000 voluntarios contribuyeron más de 20,000 horas para ayudar a construir las viviendas.

"A quien mucho se le da, mucho se le requiere", dijo Debbie Yow, del Departamento de Atletismo de NC State University. Cuando ella escuchó acerca de los planes del compromiso de NC State University con Build A Block, supo que sería una gran experiencia para los estudiantes atletas. Los 23 equipos atléticos contribuyeron de alguna forma.

Los negocios y los ex alumnos dan un paso adelante

Los ex alumnos de NC State University también se involucraron. Smedes York (Clase de 1963), quien viene apoyando a Habitat Wake durante mucho tiempo, ayudó a obtener el apoyo financiero de individuos y empresas locales.

"La calidad de vida comienza con una buena vivienda, y tener esa gente arraigada en la comunidad, tener un hogar agradable para vivir, ser una parte que contribuye a la comunidad es muy, muy importante", comentó York.

State Farm se unió al Departamento de Atletismo y a otros para proporcionar apoyo financiero y trabajo voluntario en el sitio, junto con los estudiantes y los futuros propietarios.

"Es gratificante estar con una compañía que proporciona subvenciones para proyectos tan grandes y luego tener la oportunidad de construir junto con tus colegas —para ver los resultados de nuestro apoyo", dijo el agente de State Farm, Vincent Boone. "Pero la mejor parte es reunirse con los propietarios de vivienda y escuchar sus historias."

Construyendo futuros seguros

La compra de una vivienda segura y económica a través de Habitat cambia vidas. Las 11 familias de Build A Block provienen de cinco países diferentes, pero todas comparten el sentimiento de gratitud por la oportunidad de poseer una vivienda.

"Gracias por darnos un lugar que podemos llamar nuestro hogar para siempre después de pasar de un apartamento a otro durante los últimos 15 años", dijo la nueva propietaria Sanna Z. Ghulam, en la ceremonia de inauguración en mayo de 2017.

Ghulam, una madre soltera que trabaja, tiene tres hijos. "¡No puedo agradecer a Habitat for Humanity lo suficiente por hacer realidad este sueño para nosotros! Será una gran experiencia para mí y para mis hijos".

Otra propietaria de vivienda, nativa de Raleigh, Rasheeda Ray, comentó que los pagos de bajo interés le permitirán ahorrar para el futuro de su hija de cinco años y de ella.

"Definitivamente ayudará a nuestra calidad de vida y estoy agradecida a Habitat Wake por esta oportunidad", agregó Ray. Para esta ocupada madre que tiene dos puestos de trabajo, es una gran recompensa.

¿Quieres encontrar oportunidades para ofrecerte como voluntario cerca de ti? Visita Neighborhood of Good y marca una diferencia positiva en tu vecindario.