Austin, TX,
23
Agosto
2016
|
09:26
America/Chicago

De FAFSA a FLOTUS

Prepararse para la universidad hace que estudiantes tengan una gran experiencia en South by Southwest (SXSW)

Presentar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) es el primer paso para obtener ayuda financiera para ir a la universidad. Resulta además que era el boleto de la suerte para una de las sesiones más cotizadas de SXSW 2016.

Era casi imposible conseguir entrada para el discurso principal de SXSW a cargo de la primera dama Michelle Obama. Se limitaba a un grupo selecto de personas importantes. Pero entre ellas, sentadas en el centro de la primera fila, se encontraban 81 estudiantes del último año de secundaria deseosas de ir a la universidad. Fueron seleccionadas por haber completado exitosamente sus solicitudes de FAFSA y haber animado a sus amigas en Twitter a que hicieran lo mismo.

Fue perfecto que las estudiantes estuvieran presentes para escuchar a la primera dama y a su panel de invitadas: la influyente Queen Latifah de la industria del entretenimiento, las leyendas de la música Diane Warren y Missy Elliot y la actriz Sophia Bush. El enfoque del panel fue el empoderamiento a través de la educación y la iniciativa #LetGirlsLearn.

Todas las estudiantes habían asistido al programa Sábados de Ayuda Financiera (FAS, por sus siglas en inglés), organizado por la Austin Chamber of Commerce Quality of Life Foundation. Las sesiones “¿Qué vas a hacer el sábado?”, las cuales cuentan con el apoyo de State Farm, les proporcionan ayuda gratis para llenar la solicitud de FAFSA a estudiantes universitarias actuales y futuras y a sus familias.

El programa fue establecido después de que las estadísticas revelaran que las estudiantes del centro de Texas se estaban inscribiendo a una tasa significativamente más baja que el 68 por ciento del promedio nacional. Una de las razones principales era la dificultad para entender el proceso de solicitud de FAFSA. Desde su inicio, el programa ha ayudado a incrementar el número de graduados de secundaria que pasa directamente a la universidad. También ha permitido que más estudiantes sigan sus sueños relacionados con la etapa posterior a la secundaria.

El programa local FAS y la experiencia SXSW fueron definitivamente un empoderamiento. Primero, consolidaron su motivación. “Desde que estaba en quinto grado, me decía: ‘Yo quiero ir a Harvard o a Columbia’. Siempre he tenido la mentalidad de que la universidad estaría en mi futuro”, dijo Emily Catalan.

Otra estudiante compartió que gracias a FAS había sido aceptada por varias universidades. Se sentía abrumada, pero agradecida de tener varias opciones buenas entre las que escoger.

Cientos de estudiantes se encaminan a sus selecciones universitarias gracias a los recursos y el apoyo ofrecidos por la Austin Chamber. Eso las ayudará a hacer realidad sus sueños en la universidad y mucho más allá.