Sarasota, FL,
22
Diciembre
2016
|
08:00
America/Chicago

Empleados de State Farm Cambiando el Futuro de Los Niños

Recordando a los olvidados

Es alarmante el número de niños huérfanos que hay en el mundo. Tras haber participado en varios viajes misioneros a Centroamérica, Eric Teets y Michael Hawley sabían que podían hacer más para ayudar a estos niños.

“Centroamérica cuenta con una de las cifras más elevadas de huérfanos”, dice Eric, líder de State Farm en Florida. “La mayoría de ellos han sido abandonados y muchos han pasado por cosas horribles”.

Sintiendo la obligación de hacer más después de cada viaje, Eric y Michael, un especialista de agencias, empezaron Living127, una organización sin fines de lucro en el 2013. Living 127 empezó como una conversación y ha crecido hasta convertirse en una organización que brinda apoyo a más de 400 niños en 11 hogares ubicados en cinco países latinoamericanos.

“Hablé con varias personas que trabajaban en orfanatos de Latinoamérica”, dice Eric acerca del inicio de la organización. “A través de Living127, proporcionamos artículos de higiene personal, suministros escolares e instrumentos musicales a los niños huérfanos. Esto permite que los orfanatos redistribuyan sus presupuestos para cubrir otros gastos, tales como personal adicional, mejoras a los edificios y alojamiento para más niños. Además, un 100 por ciento de las donaciones individuales se utilizan para la compra de suministros para los niños”.

Living127 brinda apoyo a orfanatos de Guatemala, República Dominicana, Costa Rica, Panamá y Ecuador. “Un orfanato de Guatemala y uno de Panamá cuidan únicamente a niños con necesidades especiales”, agrega Eric. “Compramos además un 99 por ciento de nuestros suministros en el país anfitrión, lo que ayuda a apoyar su economía”.

“La parte más significativa de lo que hago es estar involucrado en algo que es mucho más grande que yo”, compartió Michael. “Creo en aunar esfuerzos con otras personas para hacer algo que no podrías hacer por ti mismo. Nada de esto sería posible sin la ayuda y el apoyo de los demás. Somos parte de algo que es mucho más grande que nosotros. Estamos viendo la diferencia y es emocionante”.

Generalmente, el pequeño grupo de dos o tres voluntarios visita cada lugar dos veces por año.

“Residencia de Vida acaba de abrir un segundo hogar y espera agregar un tercero este año”, explica Eric. “Nuestro compromiso es ayudar a estos hogares para que crezcan y ayuden, a cambio, a proporcionar un ambiente estable para estos niños. Para muchos de ellos, es la primera vez que han tenido constantemente ropa limpia, alimentos y que han podido asistir a la escuela.

“Living127 ayuda a mantener la vida en perspectiva”, agrega Eric. “Sin importar cómo me vaya el día, cuando pienso en estos niños, mis problemas se vuelven repentinamente menores. No hay una alegría más grande que la de pasar tiempo con ellos”.

“Este muro se encuentra fuera de uno de los hogares para varones, ubicado en un vecindario particularmente violento de República Dominicana”, dice el líder de ventas Eric Teets. “Cuando los muchachos salen del hogar, esto es lo primero que ven. El mensaje dice: Yo puedo cambiar el futuro. Esto les recuerda que tengan esperanza”.

Contacto