BLOOMINGTON, Ill.,
07
Marzo
2019
|
21:21
America/Chicago

Estas mujeres están alcanzando nuevas altura... literalmente

Dedicada. Adaptable. Inteligente. Piloto. No, ésta no es una historia sobre cierto superhéroe surgido de una explosión extraterrestre o por fusión del ADN.

Al lanzar su nuevo programa de drones para poder ayudar mejor a los clientes después de que sufran daños por una tormenta, State Farm tuvo que reclutar y entrenar empleados para que se convirtieran en pilotos de drones. Y querían lo mejor de lo mejor.

 

No fue una sorpresa para nadie que Jessica Hodge, Joy Hillsman-Caffie y Shelley Cole llegaron a encabezar la lista. Ellas son tres de los seis pilotos de State Farm que son mujeres.

La noticia de su selección fue una sorpresa para Jessica, especialista en reclamos por ocho años en State Farm.

"Cuando me enteré, estaba entusiasmada y lista para el reto", compartió Jessica. "Me considero una de las primeras en adoptar esta tecnología. State Farm es una de las primeras compañías de seguros en utilizar drones y yo soy una de los primeros pilotos de State Farm. Es fenomenal ser parte de la tecnología de vanguardia.”

 

 

Shelley llevaba un poco menos de 30 años trabajando en Reclamos y la seleccionaron para que se uniera al grupo élite. Expresó entusiasmo sobre la nueva aventura.

"Ha sido toda una experiencia. Me hace sentir que estoy liderando el camino para otras mujeres de verdad", "También me dio un poco de ventaja. Como una mujer que es especialista en reclamos por catástrofe (el cual es un campo dominado por hombres), ser piloto de drones me dio un nivel de respeto diferente".

 

 

Joy es una de las personas afortunadas en el mundo cuyo pasatiempo se convirtió en una carrera. Luego de enterarse del programa de drones, decidió que quería participar. Como ella misma había descubierto los drones hace poco, esta empleada —que llevaba 13 años con la compañía— hizo unas pocas llamadas y promovió su interés por su propia cuenta. Pasó oficialmente su examen de licencia en el otoño del 2017.

"Tener que luchar por algo que quieres lo hace aún más agradable. También es fenomenal ser una de las mujeres pilotos de drones en State Farm", compartió Joy. "Estamos realmente a la vanguardia de la industria y es muy bueno ser parte de eso".

Aún mejor, su hijo, a quien le encanta todo lo tiene que ver con la tecnología, se ha quedado muy impresionado con ella también. “Él dice que yo soy una de sus superhéroes.”

 

Juntas están desafiando las estadísticas y ayudando a que los clientes se recuperen de lo inesperado