Cornell, IL,
10
Julio
2018
|
09:14
America/Chicago

Aceite por agua

Dos niñas de 10 años de edad recaudaron $620 para un pozo en India vendiendo exfoliantes de azúcar hechos en casa.

Marcar una diferencia no tiene que incluir un plan de cinco años, cientos de personas o millones de dólares. Puede reunir simplemente dos niñas de 10 años de edad, una manualidad hecha en casa y una publicación en Facebook.

A Lani Pinkerton de Cronell, Ill., siempre le han gustado las manualidades, como lo explica su madre Agnete (Nete) Defenbaugh, una empleada de State Farm® de Bloomington, Ill. Desde pinturas y papelería hasta atrapasueños y animales de plastilina, Lani tiene una gran imaginación. Ella y su mejor amiga, Josie Hart, hicieron incluso un exfoliante de azúcar hecho en casa como regalo para el Día de la Madre este año.

“A Lani también le encanta ayudar a la gente”, dice Nete. “Ella es tan generosa”.

Este verano Lani y Josie encontraron la manera perfecta de satisfacer ambas pasiones en la Escuela Bíblica de Vacaciones (VBS, por sus siglas en inglés) de su iglesia local.

La Cornell United Methodist Church se asoció con una organización misionera en India para recaudar dinero para pozos de agua potable. La primera noche, Lani llegó a casa de VBS con el corazón apesadumbrado después de escuchar los desafíos que la gente en India debe superar para obtener agua potable.

“Ella entiende la importancia de los pozos especialmente, debido a que proviene de un pequeño pueblo de Illinois”, dice Nete. “No podía creer que la gente en India tuviera que caminar por millas diariamente para conseguir agua, solo para tener que hervirla para hacerla potable. Eso realmente le molestó”.

¿Qué harían la madre e hija al respecto?

“Yo dije, ‘Podemos recaudar dinero para esto. Sí podemos hacerlo. ¿Deseas vender tus exfoliantes?’” dice Nete.

Lani y Josie estaban emocionadas —podrían hacer sus manualidades y dar a los demás al mismo tiempo. Sus madres compraron los suministros y prepararon una publicación para Facebook con un video de las niñas explicando la necesidad de agua potable y pidiendo un donativo de $3 a $5 por orden. Nete hizo la publicación alrededor de las 9:00 PM del martes en la noche y de inmediato apareció una respuesta para dos exfoliadores.

Eso marcó la pauta.

“Vimos llegar las respuestas durante varias horas, aunque era tarde”, dice Nete. “Al final de la noche tuvimos pedidos para 25 frascos aproximadamente”.

Susie Hart, la madre de Josie, medio en broma sugirió retirar la publicación por temor a no tener suficientes suministros. Pero la mantuvieron, y a la larga recibieron pedidos para 64 frascos. Los dos equipos de madre e hija pasaron el día siguiente produciendo en masa exfoliantes de azúcar combinando azúcar, aceite de oliva y aceites esenciales.

“Fue agotador, pero lo logramos. Y también fue realmente divertido”, dice Nete.

 

 

“. . . aunque pienses que no tienes suficiente para dar a los demás, siempre hay alguien que tiene menos. Así que deberías dar de lo que sí tienes”.

– Nate Defenbaugh

Con una población de aproximadamente 500 personas, Cornell no parece ser un pueblo propicio para recaudar fondos. Pero las niñas recaudaron aproximadamente $620, orgullosamente donando sus ganancias al fondo del grupo VBS. Ese fondo, incluyendo los dólares ganados con tanto esfuerzo de Lani y Josie, sumó un total de aproximadamente $1,550.

Con los precios de los pozos en India en aproximadamente $850 cada uno, el grupo compró un pozo para el pueblo de Penugudurupadu, India y aportaron dinero para avanzar en la compra de otro. Se colocará un letrero con el nombre de la iglesia sobre el pozo que se erigirá el próximo mes.

“Incluso antes de esto, a las niñas siempre les ha encantado dar a los demás y ayudar a la gente necesitada”, dice Nete. “Pero esto les enseñó que, aunque pienses que no tienes suficiente para dar a los demás, siempre hay alguien que tiene menos. Así que deberías dar de lo que sí tienes”.

Lani y Josie ya están planificando la recaudación de fondos del próximo año.