Northern California, CA,
29
Enero
2014
|
08:00
America/Chicago

Suelta las llaves

Las consecuencias que desencadena un choque trágico

En el 2009, una madre muy querida del norte de California fue víctima de alguien que manejaba ebrio, dejando a muchas personas devastadas. Sin embargo, a través de los años, el dedicado trabajo voluntario de la hija que dejó, ha salvado muchas vidas.

El 22 de abril falleció Mona Swanson-Norman, la madre de 63 años de edad de Kate Swanson. Un camión que transitaba en sentido contrario sobre la carretera, con las luces delanteras apagadas, chocó de frente con el carro de Mona. El choque mató a la mamá de Kate instantáneamente. El conductor del camión se había drogado con metanfetaminas y su nivel de alcohol en la sangre era el doble del límite legal.

Kate recuerda que “más de 600 personas asistieron a su funeral”. “Nadie se puede imaginar lo lejos que llega algo como esto”.

Las consecuencias que desencadena un choque trágico tienen un enorme alcance.

Como un año después del accidente, luchando para sobrellevar la pérdida de su madre, Kate se dio cuenta de que necesitaba estar rodeada de gente que entendía la situación por la que estaba pasando. Kate encontró a Mothers Against Drunk Driving (MADD).

El sentimiento de pérdida siempre será doloroso para Kate y su familia. “La temporada de fiestas, en particular, ha sido difícil”, compartió Kate.

Con el tiempo, el dolor se ha vuelto menos intenso. Kate ha aprendido a manejar su dolor, en parte, por orientar su energía a trabajar regularmente de manera voluntaria con MADD.

Cada año, ella comparte su historia con miles de adolescentes y cientos de infractores que han manejado bajo la influencia del alcohol o las drogas, con la esperanza de evitar tragedias futuras y salvar vidas. Kate cree firmemente en los programas educativos de MADD y se siente honrada de desempeñar un papel integral en sus esfuerzos de concienciación.

Cuando el padrastro de Kate le dio la terrible noticia de la muerte de su madre, todo lo que Kate podía pensar era: “No puede ser que esto me esté pasando a mí. Esto sólo le pasa a otras personas”.

Enfrentando su pérdida y encontrando consuelo en su trabajo con MADD, Kate ha llegado a descubrir que probablemente tiene algo en común con el conductor involucrado en el choque. “Probablemente tampoco pensaba que esto le pasaría a él”, dice.

La historia de Kate es un ejemplo trágico de las consecuencias de manejar ebrio. Aun así, ella nos recuerda que está bien divertirse de vez en cuando.

“No estoy aquí para decirle a la gente que no beba”, ella indica. “Ve y diviértete, pero sé responsable. Sé consciente y piensa por adelantado cómo te vas a transportar, porque beber y manejar no vale la pena”.

De acuerdo con MADD, el día de Año Nuevo es el día con más fallecimientos del año debido a las muertes causadas por manejar ebrio. Además, los datos de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) muestran que más de 10,000 personas murieron en el 2013 en choques involucrando a un conductor ebrio, eso es aproximadamente una muerte cada 52 minutos.

Esta víspera de Año Nuevo, State Farm le recuerda a todos los conductores que tengan cuidado y que tomen estos simples pasos para ayudar a prevenir beber y manejar.

.