Bloomington, Illinois ,
20
Diciembre
2016
|
08:00
America/Chicago

Un hombre. Dos palabras. Un legado de donqueo.

Cómo grandes sueños y el baloncesto provocaron una victoria extraordinaria

Dedicado entusiastamente.  

Estas dos palabras describen al hombre conocido simplemente como "Knis".

Conoce a Ron Knisley, un aficionado deportivo entusiasta quien pasó la mayor parte de su carrera trabajando para la organización sin fines de lucro,Juegos Olímpicos Especiales de Illinois. A través de los años, él animó a estudiantes con necesidades especiales a jugar deportes, trabajar como un equipo y, a fin de cuentas, alcanzar la victoria.

Pero Knis no se detuvo allí. Él quería que los atletas de los Juegos olímpicos especiales recibieran las mismas oportunidades atléticas y reconocimiento que los jóvenes que asisten a escuelas secundarias locales.

Grandes sueños y baloncesto

Un evento anual conocido como el State Farm Holiday Classic (SFHC), hizo realidad la visión de Knis

Desde su inicio en 1975, el SFHC ha crecido para llegar a ser uno de los más grandes torneos anuales de baloncesto de días festivos de secundaria mixto en la nación. Cada año (entre Navidad y el día de año nuevo) recibe a 64 equipos de la escuela secundaria en Bloomington-Normal, Illinois.

En 2002, bajo la guía de Knis, el SFHC agregó una Ronda de tiros libres (Shootout) de los juegos olímpicos especiales a su horario. Jugada el día de campeonato, en la Ronda de tiros libres los equipos de baloncesto muestran sus destrezas mientras juegan el juego que aman. En su primer año, la Ronda de tiros libres comenzó pequeña. Sólo cuatro equipos locales llegaron a la cancha. Los aficionados no estaban seguros de qué esperar. Cuando la Roda de tiros libres comenzó, muchos salieron a estirar sus piernas o a visitar el puesto de comida.

Pero aquellos que se quedaron fueron testigos de algo especial...

Fotografía: Jeff Findley

Ellos vieron que el sueño de Knis se volvía realidad cuando los atletas de los juegos olímpicos especiales llegaron al centro de la cancha tal como los otros estudiantes. Las pelotas de baloncesto golpearon el piso, los tenis rechinaron en el piso de madera y luego vino el sonido...

El silbido de la red cuando una pelota de baloncesto se deslizaba a través de ella. Luego otro y otro. ¡La gente se mostraba alegre! En ese momento los espectadores fueron testigos de la pasión y dedicación de Knis reflejada en las caras alegres de los atletas.

Una tradición de día festivo

Desde 2002, la Ronda de tiros libres ha crecido en popularidad y participación. Ahora se lleva a cabo en frente de una casa llena con miles de personas.

Pero hoy, falta una parte importante.

Sólo tres años después de que comenzara la Ronda de tiros libres, los doctores le diagnosticaron a Knis una forma agresiva de cáncer de colón. Él peleó arduamente para superar la enfermedad pero los tratamientos no tuvieron éxito. Knis falleció en el 2005. Para honrar al hombre que hizo esta Ronda de tiros libres olímpicos especiales, se renombró el torneo:

La Ronda de tiros libres de conmemoración de Ron Knisley, presentada por el State Farm Holiday y Oportunidades especiales disponibles en recreación (S.O.A.R.), y está todavía marcando una diferencia hoy. Con la ayuda del programa S.O.A.R. local, la ronda de tiros libres ha crecido a un evento de dos días incluyendo a 16 equipos de múltiples estados.

Pero el legado de Knis no se detuvo ahí

Además de la ronda de tiros libres, el State Farm Holiday Classic concede becas a los estudiantes del último año que se gradúan. El dinero recibido ayuda a cubrir su matrícula de universidad. Los ganadores de las becas también están invitados a regresar al SFHC para presidir los juegos de ronda de tiros libres.

Formando relaciones

Nick Patkunas es un ganador de beca que aceptó la oportunidad de volver al torneo de baloncesto.

"La experiencia de presidir la Ronda de tiros libres es algo que nunca olvidaré", dijo Patkunas. "Espero que los ganadores de becas futuros acepten esta oportunidad".

Para Patkunas, también fue una oportunidad de reconectarse con los atletas de los juegos olímpicos especiales - especialmente un jugador llamado Kurt Kinley. "Yo ya había construido una maravillosa amistad con Kurt a través de otra actividad", explicó Patkunas. "¡Su excelente ánimo y energía me hizo sonreir todo el tiempo que estuvimos juntos! Él es un gran niño". 

Casi cuatro décadas más tarde, el State Farm Holiday Classic continúa contribuyendo - proveyendo a TODOS los atletas la oportunidad de jugar, alcanzar logros y ser reconocidos por ellos. Después de todo, ese era el sueño intensamente dedicado de Knis. Un sueño que se hizo realidad.

Fotografía cortesía de Nick Patkunas

Resumen

Desde 1990, el equipo de baloncesto de niños de la secundaria El Paso Gridley (EPG, por sus siglas en inglés) ha participado en el State Farm Holiday Classic. El equipo también participa en una actividad de servicio comunitario anual.

El año pasado, el entrenador asistente de EPG, Justin Kissinger, le preguntó a sus jugadores si les gustaría ver a los equipos de Oportunidades Especiales Disponibles en Recreación (S.O.A.R., por sus siglas en inglés) jugar baloncesto. Ellos estuvieron de acuerdo rápidamente. Los jugadores de EPG llevaron el cuaderno de anotaciones, trabajaron todo el tiempo y animaron a los atletas de S.O.A.R. desde las gradas descubiertas. Después, ellos mostraban al equipo algunos de sus ejercicios de baloncesto favoritos.

"La reacción de nuestros jugadores fue increíblemente positiva", dijo Kissinger. "Como entrenador, yo quería que mis chicos salieran de su zona de comodidad y verdaderamente se conectaran con los jugadores de S.O.A.R. Es una gran forma para que ellos se den cuenta que pueden usar el baloncesto para llegar a tocar las vidas de otros de una manera positiva. No es acerca de quién gana y pierde ni qué tan bien jugaste. Se trata de marcar una diferencia en tu vida y ayudar a alguien más".