Redding, CA,
10
Enero
2018
|
15:00
America/Chicago

Una serie de errores prevenibles: La historia de Hunter

Demasiados pasajeros y distracciones llevaron a la muerte de un niño adolescente

El carro se deslizó al girar la esquina y el inexperto conductor perdió el control al reaccionar exageradamente. El carro se estrelló contra un árbol tras precipitarse por una carretera rural de montaña. Hunter Clegg, un niño de catorce años sentado en el asiento de pasajero delantero, murió en el accidente. El resto salió ileso de este accidente trágico y prevenible.

Hunter estaba lleno de energía, era simpático y querido por todos. Destacaba en el fútbol y otras actividades al aire libre, pero le ofreció al mundo mucho más que su talento como deportista. Los niños gravitaban en torno a Hunter debido a su personalidad equilibrada, compasión y entusiasmo por la vida. En 2009, con toda la vida por delante, tenía un futuro brillante mientras se preparaba a entrar a secundaria.

Dos días antes de la orientación para los estudiantes de primer año, Hunter se unió a un grupo de adolescentes y un padre para un viaje para acampar. Al día siguiente, mientras iba a casa, ocurrió la tragedia. El choque fue consecuencia de una serie de malas decisiones y pudo haberse prevenido fácilmente.

Primero, el padre que estaba supervisándolos le pidió a su hijo de 17 años que condujera a un grupo de jóvenes. El permiso del adolescente todavía estaba sujeto a las Leyes de Licencias Graduadas para Conductores (GDL) de California.

Segundo, el conductor adolescente no se resistió a la petición de su padre y ninguno de los otros jóvenes se negó. Finalmente, con una mezcla tóxica de distracciones y manejo imprudente, el conductor inexperto perdió el control de su vehículo. Estas malas decisiones le costaron la vida a uno de los jóvenes adolescentes.

Tras la muerte de Hunter, la familia necesitó unos dos años antes de poder compartir su dolor y sufrimiento con otros. "Cuando sientes una desesperación y dolor tan profundo, harías lo que fuera necesario para prevenir que esto le pasara a otra familia", explicó su madre Leeana.

Desde entonces ha dedicado su vida a la educación para la seguridad del conductor adolescente. "Hago esto porque quiero salvar vidas", afirma.

Leeana decidió unirse a una organización sin fines de lucro, Impact Teen Drivers (ITD), con el apoyo de State Farm, desea crear una cultura de manejo libre de distracciones. Basada en Sacramento California, proporcionan los materiales y presentaciones escolares para el beneficio de padres y adolescentes.

Durante los talleres de ITD en el norte de California, Leeana, una de sus presentadoras, le recuerda al público que “ser un buen chico no tiene nada que ver con ser un conductor experto”. Hunter estaba en el carro con un buen chico detrás del volante.

Una vez cubiertas dos terceras partes de la presentación, después de que el público vio un video acerca de la historia de Hunter (video: versión para padres/ versión para adolescentes), Leeana regresa al escenario y se vuelve a presentar ella misma como la madre de Hunter. Esta revelación final tiene un impacto emocional en la audiencia.

La gente asume que presentar la historia de Hunter es parte del proceso de sanación para Leeana y su familia. "Es difícil tener que revivir la peor parte de tu vida repetidamente", explica. "No fue para nada terapéutico. Sólo ahora, años después, se ha hecho un poco más fácil".

Leenaa enfatiza que salvar vidas es responsabilidad de todos. Los padres, en particular, son la clave para mantener seguros a los niños.

En la experiencia de Leeana, los padres no siempre están bien informados acerca de las leyes de GDL en su estado. Es imperativo que los padres conozcan las leyes y que "impongan las leyes en su propio hogar, todo el tiempo sin excepciones", insistió. Cuando hay padres comprometidos que dan ejemplo con sus acciones, es posible reducir los choques de conductores adolescentes.

Busca las leyes GDL de tu estado en http://st8.fm/findGDL

La cultura y las leyes han cambiado cuando se trata de llevar puesto el cinturón de seguridad, utilizar los asientos de seguridad para niños y manejar bajo la influencia del alcohol y de las drogas. Como resultado se han salvado vidas. Leeana sabe que las leyes GDL son críticas para salvar más vidas. GDL es una herramienta crítica y de ser implementada y apoyada adecuadamente, ayudará a combatir el manejo distraído e imprudente.