Bloomington, Illinois,
19
Diciembre
2017
|
23:57
America/Chicago

Hermanas de corazón

“Planeamos permanecer en la vida de la otra para siempre”.

Conoce a San Albert, apodo de Sanquandrea. Una tímida estudiante de cuarto grado reconocida por su inteligencia y potencial. Sabiendo que las cualidades de San florecerían, su madre organizó todo para que su hija conociera a alguien especial después de la escuela. Cuando llegó el día de descubrir QUIÉN era, la emoción de San casi se desbordaba. “Voy a hacer una nueva amiga”, sonrió. “Una amiga que es un poco más mayor y más sabia que yo”.San Albert's mother knew her daughter's quiet demeanor could grow and blossom. So she signed San up for Big Brothers Big Sisters of America.

Conoce a Pam Sandlin, la próxima amiga más mayor y más sabia de San. “No sabía qué esperar”, sonrió Pam. “¿Estaba nerviosa? Sí. Pero estaba ansiosa por conocerla”.

Poco imaginaban Pam o San que su presentación después de la escuela sería el inicio de una historia increíble...

...una que comenzó después de que cada una decidiera participar en Big Brothers Big Sisters of Middle Tennessee

Flashback al 2009:

“La organización hizo un gran trabajo al unirnos”, dijo Pam. “Al comienzo de la relación, descubrimos que teníamos mucho en común. Ambas somos más altas que el promedio, amamos el básquetbol, tenemos una relación estrecha con nuestras abuelas y amamos a nuestras familias”.

Pam tuvo conocimiento de Big Brothers Big Sisters a través de su empleador, State Farm.

“Yo sufría del síndrome del nido vacío y buscaba una manera significativa de devolver algo a mi comunidad. Cuando State Farm compartió la oportunidad de poder involucrarnos con Big Brothers Big Sisters (BBBS, por sus siglas en inglés), fue perfecto. Amo a los niños y pensé, ‘¡ésta es mi oportunidad de ser una hermana mayor!’”

Durante su primer encuentro en la escuela primaria de San, las dos conectaron inmediatamente. Poco después, se reunían cada semana para reír, contar chistes, compartir historias y sueños. “Estaba siempre deseando que llegase el momento de ver a Pam porque sabía que pasaríamos un momento agradable”, dijo San. “Íbamos al cine, a comer a restaurantes, a ver juegos de básquetbol – ¡y hasta fuimos a hacer rafting a los rápidos! Ella hace de la vida una feliz aventura”.

Una amistad en pleno florecimiento

San dice que Pam vio sus fortalezas y la animó a ser la mejor persona que podía ser. “Mi recuerdo favorito es un viaje a acampar especial que hicimos juntas. El tema del fin de semana era Enfrenta tus miedos. Yo tengo miedo a las alturas. Pero Pam se aseguró de que yo no me perdiera la diversión. Con su apoyo, terminé un curso de obstáculos, escalé montañas, caminé sobre una cuerda floja y ¡hasta me subí a una tirolesa! Pam es mi fortaleza”.

Pero el apoyo de la hermana mayor no paró ahí.

“Además de nuestra diversión, a menudo conversaba con San acerca de su futuro”, dijo Pam. “Dondequiera que íbamos, entablábamos conversaciones acerca de las carreras de las personas con las que entrabamos en contacto. Yo le recordaba lo importante que era un diploma de secundaria - y conversábamos mucho acerca de la universidad”.

Un nuevo viaje

A medida que pasaron los años, Pam vio a San crecer de una estudiante introvertida de cuarto grado a una mujer joven fuerte, segura de sí misma. El tiempo en la escuela primaria llegó y se fue, luego la escuela intermedia, después llegaron los últimos años de secundaria.

“Pam visitó las universidades con mi madre y conmigo”, dijo San. “Mi viaje favorito fue una excursión de tres días a Louisiana State University. Fue el período de tiempo más largo que pasamos juntas y nos unimos aún más”. 

En mayo de 2017, San se graduó de secundaria. Pam estaba ahí para celebrar su éxito. “Oh Dios mío, estoy tan orgullosa de ella”, dijo Pam. “Es una joven tan madura y una líder entre sus compañeros. Ella me contó acerca de las veces en que las cosas se ponían difíciles en la escuela, pero ella era la fuente de consuelo para otros estudiantes. La consideraban honesta y confiable”.

 

While Pam and San’s formal Big Sister mentoring ended when San graduated high school, their relationship has not stopped. “I’ve enjoyed watching her grow, excel and flourish,” said Pam.

En el otoño de 2017, San comenzó su primer año en Volunteer State Community College, con planes de seguir en una carrera en psicología. Siempre quise ayudar a la gente de la forma en que Pam me ayudó”, explicó San. “En sexto grado, recibí calificaciones altas en una prueba de carrera y desde entonces siempre he querido ser médico, enfermera o psicóloga”.

Mientras que la tutoría formal de Pam y San terminó cuando San se graduó de secundaria, su relación no se ha terminado. “He disfrutado viéndola crecer, destacarse y florecer”, dijo Pam. “Ella es una mujer joven y realmente fuerte y quiero continuar ayudándola de cualquier manera que pueda”. “Estoy muy agradecida de tener a Pam en mi vida”, dijo San. “Ella me alentó en todo lo que yo quería hacer y siempre ha estado ahí para mí”.

Más que amigas…

“Después de casi una década de amistad, somos hermanas de corazón”, sonrió San. “Planeamos permanecer en nuestras vidas para siempre”, dijo Pam.

Para conocer más acerca de Big Brothers Big Sisters o para convertirte en voluntario, haz clic aquí.