Memphis, TN,
06
Noviembre
2017
|
15:00
America/Chicago

No manejes somnoliento, simplemente apártate de la carretera

Una vida joven perdida debido a manejar somnoliento

El 5 de mayo de 2002 fue domingo. Y también fue un día que una familia de Memphis jamás olvidará.

Kyle Kiihnl pasó la noche del sábado haciendo cosas típicas que hacen los chicos de 17 años. Él y su amigo fueron a un restaurante de comida rápida para comer un refrigerio tarde en la noche.

“Kyle caminaba a casa con su amigo alrededor de las 12:30 a.m.” asegura la madre de Kyle, Joni Fox. “El amigo de Kyle iba a pasar la noche en nuestra casa. Él y Kyle eran amigos de la niñez. Estaban a sólo unas cuadras de casa”.

Sin aviso alguno, una camioneta saltó el borde de la acera y se estrelló contra ellos. El conductor adolescente se había dormido..

Joni recibió una llamada telefónica donde le informaron que había ocurrido un accidente. Ella inmediatamente fue hasta el sitio del choque y se enteró que Kyle había sido transportado al hospital. Más tarde, en la sala de emergencia, le dijeron que no pudieron salvarle la vida.

“Él era un buen chico para estar con él”, dice Joni. “Era un luchador que había ganado premios antes de esta tragedia. Era un estudiante excepcional. Kyle disfrutaba restaurando su Firebird de 1974 y tocando la guitarra. Le gustaba todo lo que tenía que ver con las computadoras".

Su familia y amigos no quieren que su muerte temprana sea su legado. Ellos crearon la Kyle W. Kiihnl Memorial Foundation en memoria suya. La misión es alertar de los peligros de manejar somnoliento.

La tía de Kyle, Kathi Wright, es la que mayormente habla en público a nombre de la fundación. Su público son estudiantes de secundarias locales y escuelas de conducción.

368,000 choques al año ocurren por manejar somnoliento”, afirma Kathi. “Ese número es inaceptable. Estos choques se pueden prevenir”.

La fundación se enfoca en conductores jóvenes de 16 a 25 años de edad ya que estos son cinco veces más propensos a manejar somnolientos.

En los primeros años de la fundación, mucha gente dijo a Kathi: “No me importa tu causa. Todos manejamos somnolientos alguna vez”.

Pero las cosas han comenzado a cambiar. El Departamento de Transporte de Tennessee acordó compartir su mensaje. "Finalmente alguien escuchó", dijo ella. "Por favor no manejes somnoliento" se muestra en los paneles de mensaje interestatales a través del estado.

Además, los expertos en seguridad del tráfico ahora lo toman en cuenta como uno de los cuatro peligros al manejar. "Ebrio, drogado, distraído y somnoliento". Cada caso es peligroso.

La madre, la abuela de Kyle y una junta de voluntarios también están involucrados en el trabajo de la fundación. “Un conductor somnoliento tomó la vida del único niño en nuestra familia, él era increíble", dice la abuela Kate Brown.

La fundación, la cual está apoyada financieramente por State Farm y agentes locales como David J. Ross, auspicia una carrera 5K para recaudar fondos cada año. El tema es "duerme bien esta noche". Los participantes llevan pijamas puestos. Una tienda local regala un colchón. Los fondos van a becas en honor a Kyle.