Decatur, IL,
21
Enero
2019
|
15:00
America/Chicago

¿Por qué no eres un mentor?

Los agentes de State Farm® Al y Melanie Schelling contribuyeron regularmente a los eventos de Big Brothers Big Sisters, “Porque, ¿cómo puedes decir no a algo que beneficia a los niños?” dice Al, su contacto lanzó el guante. “¿Por qué no eres un mentor?” preguntó ella. Momento de silencio en el micrófono.

Al decir sí a la combinación con una familia a través de su programa local de Big Brothers Big Sisters, Al y Melanie hicieron que la preocupación por los demás se convirtiera en acción y cambiaron muchas vidas. En grandes maneras.

Y aún después de media década, la relación sigue siendo sólida. Jacob les visita en su casa el sábado o el domingo casi cada fin de semana. Jacob tiene ahora 12 años y "es un joven bastante increíble: respetuoso, agradecido y nunca pide nada. Se integra muy bien en nuestra familia”, dice Al.

Durante las visitas de Jacob, ellos hacen una variedad de actividades. Ahora que está en el séptimo grado, ayudarle con la tarea escolar es un área esencial.

Al y Melanie han estado ayudando a Jacob a desarrollarse más en las destrezas para pensar de forma integral. "Al principio", dice Melanie, "me senté y leí cada pregunta con él. No era que Jacob no supiera la respuesta, sino que no sabía cómo estructurarla".

Y la hora de hacer la tarea escolar se ha convertido en un asunto familiar. Las dos hijas mayores de Al y Melanie, Izzy y Allie, también ayudan a Jacob con la tarea escolar. “Es bueno para las niñas enseñar a alguien“, dice Al. “Ya que es entonces cuando eres consciente de lo bien que sabes algo“. Aparte de la tarea escolar, ellos pasan tiempo leyendo cada fin de semana.

Los Schellings no están en esto solo por un corto período de tiempo. Ellos esperan ver a Jacob graduarse de la secundaria y están en esto a largo plazo. Como contactos de los maestros de Jacob, Al y Melanie pueden seguir su progreso académico y social.

Pero no todo es acerca de la tarea escolar. Al y Melanie animaron a Jacob a involucrarse en un programa de baloncesto juvenil, lo que añade estabilidad. Jacob forma parte de las vacaciones familiares e incluso de las fotografías familiares. Las tres hijas de Al y Melanie le quieren como a un hermano.

Recientemente, los Schellings estaban planeando ir al cine. La primera pregunta de su hija de 11 años fue, “¿va a venir Jacob también?“. Ella no quería ir con sus padres, pero si su 'hermano' iba a ir, ella lo haría también.

Las relaciones como mentor se dan de muchas formas y esta relación beneficia a todos los que forman parte de ella. Además de la madre adoptiva de Jacob, el programa de combinación de familias introdujo a Jacob a otros modelos de adultos para seguir como ejemplo que se preocupan por él y están comprometidos con su éxito. Y Al y Melanie experimentan un cambio increíble en sus vidas.

Melanie dice: “Nuestra relación con Jacob nos ha ayudado a estar más abiertos a lo que los niños quieren y necesitan“. Al añade: “Jacob nunca nos ha pedido nada; él solo quiere pasar el rato“.

“Ayudar a los niños se ha convertido en algo muy normal para nosotros. Somos muy afortunados de poder operar eficazmente nuestras agencias mientras que invertimos tiempo para hacer la diferencia“.

“Es increíble que podamos tener un negocio exitoso mientras que seguimos con nuestra pasión“, comenta Melanie. “Queremos que otros se involucren como lo hacemos nosotros. El compromiso puede ser de tan solo 10 horas al mes, pero puede tener un impacto enorme en la vida de un niño“.

Para encontrar oportunidades como mentor en tu zona, visita NeighborhoodofGood.com® y busca bajo ‘Children & Youth Education’ local.

 

 

Otras maneras de involucrarte como mentor para los jóvenes:

  • Orienta a un estudiante

  • Participa en programas de clase o grupo (por ejemplo: Junior Achievement, entrena una actividad extraescolar)

  • Participa como padre adoptivo

  • Conviértete en un Court Appointed Special Advocate (CASA) para defender a los niños desatendidos en un tribunal.