David and Eric in front of a tent on a Boy Scout camping trip

Wood County, Ohio,
05
Julio
2016
|
17:00
America/Chicago

Un padre descubre el escultismo para ayudar a su hijo a prepararse para la vida

La influencia positiva constante ayudó para enfrentar un raro diagnóstico

Hace diez años, como muchos niños de 5 años, Eric Hardy entró a su salón de clases del kínder. Él era activo, atento y pesaba como 65 libras.

Poco después, comenzó a enfermarse y rápidamente perdió 30 libras. Fue necesario que él recibiera educación en el hogar mientras que su familia buscaba respuestas.

En búsqueda del Dr. House

La familia de Eric procuró atención médica para determinar la causa de esta pérdida de peso repentina y de su enfermedad no diagnosticada. Su madre, Tammy, presionó para obtener respuestas, pero no las estaba obteniendo. Después de visitar a varios médicos, finalmente se reunieron con su "Dr. House". Como el del programa de televisión. Era como si él tuviera poderes divinos y además era un poco excéntrico, pero supo con exactitud lo que estaba mal.

El diagnóstico de Eric fue PANDAS (trastorno pediátrico neuropsiquiátrico autoinmune asociado a estreptococo). Muchas personas presentan estreptococo y no padecen efectos de larga duración. Sin embargo, con PANDAS, el virus del estreptococo desencadena una respuesta inmune mal dirigida. El resultado es la inflamación del cerebro del niño.

Eric nació con déficit de la inmunidad contra estreptococo. Cuando él adquirió esta infección, su cuerpo trató de combatirla, pero no supo cómo hacerlo. El pronóstico fue desalentador. Eric fue uno de los 11 niños de Northwest Ohio identificado con esta enfermedad. Hoy en día, él es el único sobreviviente.

El escultismo enseña la perseverancia

"Por perderse de su escuela y no poder estar con sus amigos, Eric era prácticamente un prisionero en nuestra casa", recuerda su padre, David Hardy, un agente de State Farm. "Nosotros éramos los únicos que le levantábamos el ánimo".

Así como Tammy se encargó de buscar un diagnóstico, David buscó maneras de que su hijo pudiera tener contacto con otros niños y mantenerse ocupado. Un día, él vio un volante de los Cub Scouts en una tienda local de comestibles.

"Yo sabía que tenía que hacer algo. Simplemente el estar esperando a que lo que nosotros pensábamos pudiera dar un posible resultado, no era bueno para ninguno de nosotros", dijo David.

"Llevé a Eric a su primera reunión de Cub Scout pensando que lo peor que nos podrían hacer sería decirnos que no", recordó David. "Me sorprendí bastante cuando lo aceptaron".

Queriendo evitar sentir que las circunstancias de Eric pudieran ser una carga para la tropa, David se hizo voluntario para ser el Den Master.

Eric landscaping as part of his Eagle Scout project in support of the local Humane Society

Él vive con esperanza

Diez años más tarde, David y Eric continúan teniendo una participación activa en escultismo. Eric aún se enfrenta a los efectos secundarios de lo que en algún momento fue una enfermedad terminal, pero él es persistente. Justo como le enseñó el programa de escultismo.

Eric tiene 16 y está pasando por una etapa de crecimiento acelerado. Con seis pies de altura, pesa 222 libras y calza del 16. "Ese ya no es un niñito enfermizo, es más bien un jugador de defensa de secundaria", exclamó David.

En Penta Career Center del condado de Wood en Ohio, Eric es miembro de la Academia de Tecnologías de la Información.

Él se ganó la designación de Eagle Scout por ayudar en Wood County Humane Society. Él también es un miembro de 11 años de 4-H. Y pronto, junto con su padre, se certificará en buceo profundo.

"El escultismo es solo una de las principales cosas constantes en mi vida", explicó Eric. "Y las otras, son el amor de mi padre y su participación activa y la perseverancia de mi madre y la suya".

Ellos continuarán con su participación activa en el escultismo. Según David, "no podría pagarle nunca a este programa por lo que le ha dado a mi hijo, a mi familia y a ".

Eric and David on a hike