Plainfield, NJ,
28
Junio
2016
|
15:00
America/Chicago

Un Verdadero Regreso a Casa

Habitat for Humanity construye una vivienda sin barreras para un niño enfermo y su familia

¿Te imaginas dar a luz a un hermoso varón, pero no poder sacarlo del hospital jamás para llevárterlo a casa? Esa ha sido la realidad de Nikeisa Johnson por tres años.

Nacido prematuro con tres meses de antelación, el varón y cuarto hijo de Nikeisa, Bishop, requiere cuidado médico las 24 horas del día. Él ha vivido en el hospital desde que nació y se pasa el tiempo en una cama de hospital.

Pero todo eso va a cambiar pronto.

“Bishop nació con graves problemas cardiacos”, dice Nikeisa. “Le hicieron una extensa cirugía después del nacimiento y salió bien, pero, un par de meses después, le dio neumonía. Se puso mucho peor. Por un tiempo, su situación fue incierta y, desde entonces, ha estado conectado a un ventilador. Él estuvo paralizado y bajo sedantes por meses".

Nikeisa y sus tres hijas alquilan actualmente un apartamento de dos dormitorios en el segundo piso de un antiguo edificio industrial. Con poco espacio y escaleras, Nikeisa no puede cuidar a Bishop en casa.

El año pasado, esperando conseguir una vivienda más grande que se pudiera ajustar a las necesidades de Bishop, Nikeisa presentó una solicitud para la adquisición de vivienda, ante Habitat for Humanity of Greater Plainfield & Middlesex County en New Jersey. En diciembre de 2015, se aprobó su solicitud para una vivienda de cinco habitaciones en Plainfield.

Habitat for Humanity International construye, renueva y repara viviendas en todo el mundo con ayuda de donaciones. Los propietarios de las viviendas de Habitat invierten cientos de horas de trabajo propio — mano de obra propia — trabajando junto a voluntarios y otros propietarios de viviendas de Habitat. En los Estados Unidos, los propietarios de viviendas de Habitat compran sus casas mediante hipotecas con mensualidades económicas..

La casa de Nikeisa será la primera vivienda sin barreras construida por Habitat for Humanity of Greater Plainfield & Middlesex County. La vivienda se fabricará con amplias entradas y tendrá acceso para sillas de ruedas.

“Ahora, Bishop vive básicamente en su cama de hospital”, explica Nikeisa, “pero tendrá la oportunidad de movilizarse con una silla de ruedas en nuestra nueva casa”.

Los estudiantes de Rutgers University (RU) Habitat Campus Chapter están comprometidos con el proyecto de Nikeisa como patrocinadores de la mitad de la casa. Ellos recaudaron $50,000, lo cual incluye una subvención paralela de State Farm por la cantidad de $10,000.

Con la ayuda de agentes y otros representantes de State Farm, los estudiantes de RU ya han construido el garaje y han dado inicio a la estructura.

“Me sumé a la construcción porque yo crecí con sólo uno de mis padres y la historia de Nikeisa me tocó el corazón”, dice el agente de State Farm, John Powell. “He visto en carne propia el arduo trabajo y sacrificio que cuesta criar a los hijos hasta que se convierten en adultos. Ahora que soy dueño de una empresa, considero que es necesario retribuir a la comunidad”.

Como residente de Plainfield de toda la vida, Nikeisa está emocionada de tener próximamente su propia vivienda en su ciudad natal.

“Mis hijas, Bishop y yo estamos muy felices”, dice ella. Vamos a tener mucho más espacio y por fin podremos pasar más tiempo con Bishop. ¡Es un verdadero regreso a casa!